Somos una empresa familiar que lucha por sobrevivir en un mundo donde la competitividad cada vez es más fuerte. Nuestra principal herramienta en esa lucha es la apuesta por la calidad. Calidad que unida al trabajo constante y al lugar privilegiado donde nos encontramos hace posible esa supervivencia.

En ese afán de superación recientemente hemos acometido el traslado de nuestras instalaciones con su consiguiente modernización. Instalaciones en las que la utilización de la más moderna tecnología se une a la experiencia de más de treinta años trabajando en este sector.



NUESTRAS INSTALACIONES.

Nuestras instalaciones están diseñadas para, de una manera funcional, y desde el más absoluto respeto por el medio ambiente, abarcar todos los procesos de la fabricación, desde la esmerada selección y limpieza del fruto, el pesaje, hasta el cuidadoso almacenaje del aceite a una temperatura que no altere su características originales, pasando por la molturación y prensado de la materia prima en la que el binomio experiencia-tecnología nos han llevado a afianzarnos dentro de nuestro proyecto de calidad total.